In Destacada, Noticias

La escritora española Mercedes Monmany, considerada una de las mejores divulgadoras de los temas europeos, presenta en Guadalajara su obra “Ya sabes que volveré”, un compendio de tres grandes escritoras asesinadas en Auschwitz, Polonia, Irene Némirovsky, Gertrud Kolmar y Etty Hillesum, que a la vez son expertas en tres géneros literios, una escritora de diario, una poeta y una novelista.

Bajo la marca editorial de Galaxia Gutenberg, “Ya sabes que volveré”, es una frase que la escribe una de las tres grandes escritoras muertas en Auswitch, un campo de concentración en Polonia en el episodio fatal del Holocausto. Etty Hillesum era holandesa y hace un diario igual que el de Ana Frank, solo que a los 26 años y no a los 16 como el de Ana.

fullsizerender

Para Mercedes Monmany, estos 10 años significan en la formación de un individuo, más lecturas, una penetración mucho más madura de observaciones, análisis de lo que vivían a sabiendas de que no era normal y no es que haya una idea fija y programática de dejarlo escrito para el futuro, pero querían dejar un testimonio de que lo que estaban viviendo era bárbaro, irracional, salvaje y dan muestra de humanidad a través de estas obras.

Sobre el tema del libro, la autora refiere que estas personas masacradas continuamente vuelven a través de libros, de ediciones, “la literatura del Holocausto es un género del que ya nunca se podrá prescindir, son etapas de la humanidad, aunque en este caso representó lo peor de la especie humana y de la civilización occidental”.

Expuso que a su juicio “la angustia y el valor se convertían en palabras, esa era una forma de resistencia. Y para la cultura de judía, la palabra es fundamental y esa era una manera de resistencia, ellos no tenían armas, no tenían un ejército, no se ponen un fusil, pero su resistencia era humana, era dejar escrito y elevarse por encima de las bestias, de los salvajes, era elevarse como seres humanos”.

Esto es difícil de entender –abundó-, porque para mucha gente que pasa por esas penalidades, amenazas y continua preocupación por los seres queridos, a lo mejor lo más normal era no hacer nada, no escribir nada, no crear nada; por eso hablo en mi libro de la determinación que tenían estas mujeres, estos adolescentes, esa determinación de no dejarse vencer, aunque fuera simbólicamente.

Sobre el público al que va dirigido tu libro, mercedes Monmany detalla: “A todos, porque cuando uno hace un relato de moral, de ética humana, está dirigido al que tenga capacidad de leerlo, por ejemplo en el colegio de mi hija, un colegio Francés, han hecho viajes a Auswitch que se ha convertido en un lugar de enseñanza, de educación para las futuras generaciones, de advertencia de que no podemos llevar el odio hasta las últimas consecuencias”.

Un argumento por el que la escritora española dio vida a la obra “Ya sabes que volveré”, fue expuesto con mucha claridad: “Escribí de este tema precisamente porque es poco conocido, mi país, aparte de la neutralidad Suiza, es el único que no participó ni en la primera guerra mundial, ni en la segunda, solo tenemos una guerra civil, pero no participamos en ninguna de las guerras mundiales, no tenemos campos de concentración, no tenemos ni siquiera judíos porque ya se había producido la expulsión. España es un caso particular, es como una isla siempre separada y estos temas se conocen poco, se han divulgado solo a través de películas, de documentales, pero me gustaría que mis compatriotas fueran leyendo más escritores directos de esa época que son además de una calidad literaria impresionante y para que reflexionen las jóvenes generaciones, porque el olvido es inmediato, en mi país ya pasa con la guerra civil, los jóvenes ya no saben ni quien era Franco, ni quien fue Adolfo Suárez, nada, ni la transición democrática, no saben que las democracias son muy frágiles y hay que mantenerlas”.

El momento de la charla hace oportuno abordar el tema de las pretensiones independentistas de Catalunya, sobre los que Mercedes Mercedes Monmany, nacida en Barcelona, advierte: “Yo nací en Barcelona, pero soy antinacionalista evidentemente, pero no solo en el caso Catalán, lo sería en cualquier parte del mundo. Nacionalismo es exclusión, es marcar diferencias, es marcar bloques y crear enfrentamientos, es querer distinguirte del de más allá, hacer muros, el otro es distinto y cuando tú designas a uno distinto, enseguida lo estás designando como inferior; yo soy una anti racista y anti cenófoba fundamental, este es el gran peligro y hay que educar a los chicos de que no hay nadie distinto, que todo el mundo tiene el mismo valor, proceda de donde proceda, tenga el apellido que tenga, venga del país que venga”.

Mercedes Monmany, nacida a las letras en el periodismo cultural, colabora en la prensa española desde hace más de 20 años, empezó en suplementos literarios de medios como La Vanguardia de Barcelona, El País y ABC desde el inicio del presente siglo.

Además ha venido editando libros, a veces ha preparado antologías de escritores y bien se podría decir que el ensayo literario es su especialidad. Ella misma se considera una divulgadora, sobre todo de temas europeos y para fundamentarlo basta recordar su libro, “Por las fronteras de Europa”, que consiste en recoger una selección de ensayos de 320 autores europeos del siglo XX y XXI, se trató de una obra de 1,500 páginas que vio la luz también con la colaboración de la compañía editora Galaxia Gutenberg.

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search