In Destacada, Noticias

Una de las frases que más impactan en el Diario de Frida Kahlo, a la escritora Sandra Molina Arceo, es sin duda cuando sentencia: “Pies pa´que los quiero, si tengo alas pa’ volar”. De ahí que nos invita a través de su nueva obra, a volver a echarle una nueva mirada al diario de esta mujer que se adelantó 70 años a su época.

“Diario de Frida Kahlo, una nueva mirada”, de la editorial La Vaca Independiente, fue presentado en la Feria Internacional del Libro 2017 en Guadalajara, a donde llegó la historiadora Sandra Molina, con la consigna de invitar a os lectores a volver a encontrarnos con ese diario íntimo que se publicó por primera vez hace 20 años “y a verlo de una manera diferente, ahora ya es una pieza de arte maravillosa este documento íntimo que ella escribe durante los 10 años últimos de su vida, y es muy importante recontarse con él para detectar ahí, no a esta mujer torturada física o emocionalmente, sino a poner atención a sus palabras de niña, sus historias fantásticas, esta simpatía y picardía que tenían sus letras”.

fullsizerender-1

Refiere la autora que en estas nueva mirada, Karen Cordero Reiman, que es una académica historiadora del arte de la Universidad Iberoamericana, con muchísimos años de experiencia, hace todo un ensayo del diario como obra de arte y Eduardo Casar González, que lo identificamos perfectamente de “La Dichosa Palabra” de Canal 22, hace todo un estudio de la literatura que se encuentra dentro del diario, que no necesariamente es narrativo.

Normalmente pensamos –explica-, en un diario como “querido diario, hoy desayuné tal cosa y me encontré a tal persona…”, en el caso del Diario de Frida en muchas de las páginas incluso no hay fechas, y hay cartas a terceras personas que se enviaron, pero que ella las deja plasmadas de cualquier manera en su diario. Y nos encontramos con una Frida poeta, entonces estos dos talentos del artista que cohabitan en este objeto que es una obra de arte y que no nos habíamos detenido a verlos como tal, esa es la nueva mirada a Frida Kahlo.

Ahora a 20 años de distancia –abunda-, seguramente cuando ella hacía este diario, no lo hacía con un fin terapéutico, ahora sabemos que muchos de los ejercicios que ella hace, sobre todo los creativos, hacer garabatos o escribir palabras sueltas, sirven para ejercicio de arte terapia, autoconocimiento y desarrollo humano. Entonces de la mano de esta nueva edición de “El Diario de Frida Kahlo, una mirada íntima”, sale un cuaderno íntimo inspirado en Frida Kahlo, que en este libro lo más importante son las hojas en blanco en donde cada quien hará su propio diario íntimo inspirado en los tipos de ejercicios que hizo Frida Kahlo.

¿Tiene mucha actualidad este trabajo en tiempos en donde el agravio a la mujer es una constante?, se le pregunta a Sandra Molina, quien responde: “Claro, qué bueno que me lo preguntas, porque tenemos una imagen de Frida Kahlo a veces un poco alejada de la realidad, la pensamos como una mujer muy torturada, por supuesto que tenía muchas cosas que superar igual que todas las tenemos, pero Frida lo que hizo en este diario fue cambiar la narrativa de su vida, y eso sí lo podemos hacer, si nosotros nos contamos las cosas que nos han pasado de diferente manera, y las expresamos y les ponemos palabras, o les ponemos figuras y colores, podemos cambiar la narrativa y esa narrativa cambia el esquema mental de lo que nos lastima y nos duele, cuando no le ponemos nombre a las emociones, difícilmente podemos superarlos”.

Por cierto estos talleres que se hicieron en La Vaca Independiente, que es una institución dedicada a la educación a través del arte y que están piloteados durante más de un año para hacer este cuaderno íntimo inspirado en Frida Kahlo, habla precisamente de cómo cambiar esas narrativas y cómo enfrentarnos a realidades dolorosas, “una violencia terrible contra la mujer, que afortunadamente ya ha encontrado mucho eco, ya la gente con menor dificultad denuncia hechos de violencia; se trata también de revalorarnos como personas, se trata de tener un espacio de reflexión, la vida es demasiado vertiginosa en estos tiempos y no hay espacio para sentarnos a rumiar un pensamiento, o a escribirlo, o a escribir una carta de agradecimiento a un padre, o a una madre, o una carta de agradecimiento a uno mismo, por ejemplo, que eso sirve mucho para el desarrollo humano”.

¿En particular que escribiría Sandra Molina en esas hojas en blanco que aporta ese cuadernillo?

– Yo lo he hecho, lo estoy trabajando e invito a la gente a que compre este cuaderno íntimo y me encuentro con muchas referencias a mi infancia, por ejemplo; encuentro también que no me había dado cuenta de todo lo que significaron mis abuelos en mis fantasías cuando apenas tenía 8 o 9 años; me encuentro como a veces dejamos de lado lo importante por vivir a prisa y de pronto se nos queda por ahí un sueño que lo dejamos perdido y que estos momentos de reflexión nos invitan a retomar esos sueños y quizá lograrlos… Frida lo dice en su diario: “Pies pa’ qué los quiero, si tengo alas pa’ volar”.

 

Editora, historiadora y relacionista pública

Sandra Molina Arceo, quien estudió relaciones públicas, se ha movido entre la edición y como autora, ha escrito principalmente de la historia de México, tiene algunos libros en coautoría con Alejandro Rosas, que se llaman “Érase una vez México”, con Editorial Planeta, tiene “100 Villanos en la Historia de México”, con Grijalbo y algunas publicaciones de investigación histórica con la revista Quo.

Ya en la Vaca Independiente tiene ocho años como coordinadora editorial haciendo material didáctico para el programa DIA (Desarrollo de la Inteligencia a través del Arte) y ahora esta nueva edición de “El Diario de Frida Kahlo, una nueva mirada”.

Y al abundar sobre Frida como personaje histórico, la escritora expuso que fue un personaje fuera de serie muy adelantado a su tiempo, ya que en los años treintas y cuarentas, era una mujer absolutamente independiente con libertad de pensamiento, que traspasó incluso el asunto ideológico, totalmente afín al comunismo, no le tenía miedo a nada y le tenía una devoción a Diego Rivera, “pero una devoción que no la cegaba ante nada, y lo podemos ver en su diario, como asume sus problemas físicos, los afronta sin ningún tapujo; en síntesis Frida Kahlo es una mujer que sobrepasa cualquier expectativa de su época; ahora con el paso del tiempo ha sido revalorada su obra revalorada su persona y es mucho más que esta mujer que vemos en mucha iconografía con referencia a México, con los grandes moños y los hermosos vestidos de tehuana, es mucho más lo que ella lleva adentro, que lo que vemos por fuera”.

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search