In Destacada, Reseñas

Autor: Guillermo Estrada Espinosa

Editorial: Tumbona

Guillermo Estrada Espinosa nos presenta su visión particular del ensayo. La visión del Yo autoral que se desnuda, pero no deja de ocultarse, aquel que quiere ser conocido pero sólo en ciertos aspectos, sólo de la forma que él quiere ser percibido. La escritura ensayística para mostrar un personaje, su personaje: William Thornway.

Es Thornway aquel que por medio de doce ensayos va a mostrarnos sus gustos, sus manías, sus fobias, algunos aspectos de su vida. No los más personales, pero aun así llegamos a conocerlo un poco, si es que, acaso, nos está contando la verdad.

image

Espinosa Estrada propone un doble disfraz: el de la escritura y el de la comedia. El escritor/personaje que se esconde detrás del chiste, detrás de la risa. La sonrisa como fachada, la sonrisa como escudo, la sonrisa como influencia misma de su escritura.

El autor es profesor de literatura medieval, se doctoró en la Universidad de Boston e imparte clases en el Tec de Monterrey en la Ciudad de México. Sin embargo, no deja de lado una de sus principales preocupaciones: el humor y sus mecanismos. Tiene una biblioteca virtual donde colecciona textos que abordan el humorismo y sus derivados
(http://www.bibliothecascriptorumcomicorum.org/) Colabora acerca de estos temas en Letras Libres y en algunos otros sitios.

Abreva de las distintas aproximaciones del humor para explicarse a sí mismo. La música, la comedia musical, la comedia romántica, la literatura humorística, el stand up y el sitcom son algunos de los formatos que utiliza para observarse mientras hace recuento de anécdotas o los aborda de forma personal y en ocasiones a la distancia.

Aunque quizá los temas que aborda Espinosa Estrada parecieran ser poco importantes o poco serios, las revelaciones que hace, las conclusiones a las que llega, no dejan de ser, además de originales, profundas y en algunos casos inquietantes e inesperadas.

El humor como interés personal y posible tema de estudio, obsesiones que parecen no llegar a ningún lado. Espinosa Estrada ―¿William Thornway?―despliega un libro de ensayos original, abreva los mejores aprendizajes de Montaigne y de Chesterton para plasmarlos bajo su mirada particular.
La afición al stand up es importante. Las similitudes entre el ensayo literario y el stand up quedan manifestadas en este libro: un tema central que sólo hablará de la persona que está hablando/escribiendo, las digresiones, las divagaciones, la aparente ligereza para realizar la crítica al tema central, la falta de conclusiones, la poca importancia que tiene el escritor o el standopero en agotar un tema, la risa que protege a aquel personaje que no está dispuesto a salir de su escondite, pero a la vez, queda expuesto.

«El Stand up comedian devela uno a uno sus fracasos, fobias e ineptitudes, para que la multitud recurra a una explosión de risa, que en ocasiones, colinda con el llanto»

¿No es esto mismo lo que hace Guillermo Estrada Espinosa―William Thornway―? ¿No es acaso, lo mismo que han hecho los grandes ensayistas?

Moisés Navarro
Moisés Navarro. Guadalajara, Jal. Escribe crónicas y ensayos. Le gusta el basquetbol y por las mañanas escucha a Bruce Springsteen.
Recommended Posts

Start typing and press Enter to search