In Destacada, Reseñas
Captura de pantalla 2015-12-03 a las 15.05.23

Miguel Ángel Avilés

Quizá para algunos hablar de ciencia puede significar algo aburrido. Quizá se imaginen a un grupo de personas en un laboratorio haciendo experimentos o escribiendo en un pizarrón sobre fórmulas matemáticas.

Para demostrar lo contrario Sergio de Régules nos presenta “El Universo en un calcetín y otras prendas con olor a ciencia“(Ediciones B, 2015) un volumen, que en el que el autor busca “mostrar que la ciencia se vea como parte de la cultura, mi intención es presentar un libro con historias divertidas y que no espante a nadie pensando que se trata de un libro que se tiene que leer de pasta a pasta“.

“El volumen se compone de una colección de capítulos independientes aunque hay temas que se repiten. Esto se debe a que es una selección de temas que un programa que tenía todos los viernes. Esto se vaciaba en un blog y ahora, en el libro, se trata de lo mejor de lo que he hablado. La gente cree que un libro de este tipo debe leerse de inicio a fin y esto puede intimidar a los lectores, pero se trata de un libro ameno, divertido que no va a espantar a nadie“, comenta el autor, quien colabora en la revista científica “¿Cómo ves?“.

Desgraciadamente, para el autor, la divulgación de la ciencia está determinada por los presupuestos y acciones de los gobiernos en todos sus niveles y termina siendo una cuestión política. Países como Reino Unido, Estados Unidos y Francia son referentes en divulgación de la ciencia. “Estados Unidos y el Reino Unido se ha concentrado un poco en la ciencia como literatura, como una ficción creativa. Francia es más académica, es una divulgación más didáctica“.

“Son pocos los esfuerzos que hay en el país para hacer difusión de la ciencia”, afirma. “Hay gente que se organiza espontáneamente porque lo quiere hacer, no como producto de una política de estado. Por suerte surgen esos proyectos que acaban integrándose a la sociedad de divulgación de la ciencia. A veces hay gobiernos que dan dinero para inaugurar un museo y cuando se va el gobernador en turno ya no hay dinero para mantenerlo. Así operan países como el nuestro“.

Finalmente, Sergio de Régules pretende que la ciencia se vea como parte de la cultura, por eso el tono y la estructura del libro que presenta en esta Feria del Libro.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search