In Destacada, Reseñas

Autor: Sadie Jones

 

Editorial: Tusquets

Un día de primavera de 1912 la mansión de la familia Torrington bulle de actividad con los preparativos para una elegante cena para festejar el vigésimo cumpleaños de la hija mayor de la familia: Emerald. Sin embargo la celebración a la que se han sido invitados la joven Patient y su hermano, amigos cercanos de la familia, y el señor Buchanan, vecino rico de la región, se verá trastocada cuando ocurra un grave accidente  en el tren que corre cercano a la casa de la familia Torrington. A partir de ahí, el desastre.

La madre de Emerald espera que su hija conquiste a su rico vecino, John Buchanan, pues la situación financiera de la familia no es la mejor y de hecho el padrastro ha viajado a Manchester en busca de un crédito para salvar la vieja casona familiar. Sin embargo Emerald no está convencida de darle el sí a su joven y rico vecino, aun sabiendo que sobre sus hombros pesa la responsabilidad sobre el futuro de sus hermanos Clovis y la pequeña y olvidada Smudge.

Huespedes-inesperados

Todo esto lo vemos en el inicio de “Huéspedes inesperados” novela con tintes de novela de época que está a punto de girar hacia un punto de no retorno: absurdo, locura, mentiras al descubierto, un pasado que llegará para atrapar a la mamá de Emerald; Charlotte, quién les ha ocultado a sus hijos un secreto que ahora ante la llegada de los nuevos invitados saldrá a la luz.

Una novela de enredos, de absurdos,  en el mejor estilo inglés, es la que nos presenta Sadie Jones, escritora nacida en Jamaica pero que desde muy joven se estableció en Londres, en donde ha desarrollado una corta pero brillante carrera. Su primer novela “El Rebelde” gano el Premio Costa First Novel Award, y con su segunda novela “Small Wars” fue finalista del Premio Orange.

Sin duda el tono de la novela nos transmite de inmediato a un libro escrito en otra época, nos remite por sus decorados, por su lenguaje, a la época victoriana, una novela que porsu tono narrativo nos recuerda poderosamente a las obras de Jane Austen. Algo que puede parecer extraño en una novela escrita en pleno siglo XXI. Y sin embargo este tono victoriano resulta engañoso para los lectores, ya que lo que la autora pretende es contarnos una historia sobre decisiones enmarcada en una noche lluviosa en donde las cosas no salen como estaban planeadas.

Una historia de decisiones y de crecimiento, de maduración de los personajes, contada en un tono que poco a poco se va transformando hacia una historia hilarante, barroca, más propia del absurdo de Beckett que del tono victoriano de Austen, es lo que termina siendo la obra de Jones. Y justa esa es la sorpresa que nos regala “Huéspedes inesperados”: observar la transformación que viven los personajes a través de un tono narrativo que se va transformando lentamente.

Así vemos como Emerald deja de ser la chica mimada de la familia, la esperanza de ella, para tomar las riendas de su propia vida, la vemos tomar la decisión de alimentar y cuidar a los desgraciados pasajeros que han sobrevivo al accidente de tren pero que se hallaban confinados en una de las habitaciones de la mansión de los Torrington, cansados y hambrientos, hasta que la hija mayor se da cuenta de que está en sus manos ayudarles. Y de paso, cambiar su vida y tomar las decisiones de la misma.

A partir de este cambio de la joven Emerald las transformaciones se van sucediendo entre las personas que la rodean. Su madre decide contar la historia de su pasado y así desembarazarse de una vez de ese peso que la agobia, el joven Buchanan, que antes nos había parecido un tipo gris y prepotente, se nos revela ahora como un hombre paciente y muy dadivoso.

Así lo que vemos es como esas decisiones que se toman en momentos de crisis pueden ser las que nos ayudan a salir del precipicio.

Al final “Huéspedes inesperados” nos sorprende con sus dotes de fina inteligencia, de la mirada lúcida de la autora, quién transforma una novela de época en una novela profundamente divertida, con una inteligencia que deslumbra.

Javier Moro Hernandez
Poeta, periodista y promotor cultural. Poesía suya ha aparecido en las antologías Cupido Internauta (Editorial Generación Espontánea, Cd. De México, 2007), Antología del Recital de Poesía Chilango-Andaluz (Editorial Ultramarina, Sevilla, 2009, 2010, 2011), Somos poetas y qué? Antología Regional del DF (Editorial (H) Nómada, Cd. De México, 2011) y
en revistas como Tierra Adentro, El Perro azul, El Perro, Cinosargo (Chile), El Humo, y en periódicos como El presente (Querétaro) El Financiero (Cd. De México, 2012). Es uno de los coordinares del Recital de Poesía Joven Chilango-Andaluz, festival de poesía que se realiza en la Cd. De México y en Sevilla, España, simultáneamente, desde el año 2008 y del Gabinete Salvaje, Noches de poesía y Artes, desde el año 2010. Es colaborador de la revista por Internet Palabras Malditas y de revistas como Tierra Adentro, El Perro, Donde Ir y de periódicos como La Jornada de Aguascalientes, El Imparcial de Oaxaca, El Presente de Querétaro y El Financiero.
Recent Posts

Start typing and press Enter to search