In Destacada, Reseñas

Autor: Walter Noble Burns.

Editorial: Valdemar.

La crónica de la década más sangrienta de Chicago: los años 20. Walter Noble Burns se sumerge en el mundo del hampa y da cuenta de los pormenores de los delincuentes más famosos de aquellos años.

El periodista, conocido también por haber escrito las biografías de Billy The kid y del famoso alguacil Wyatt Earp, relata su historia (sus historias) a partir de 1919, año en que inicia la prohibición del alcohol hasta principios de los años treinta. Así conocemos un mundo que si bien gira en torno al mafioso Al Capone, está lleno de una complejidad y un conjunto de personajes también fascinantes, casi igual que el famoso traficante italiano.

image (1)

La baraja de delincuentes inicia con Jim Colosimo quien dio entrada al mundo del tráfico de alcohol a John Torrio quien a su vez introdujo a Capone. Noble Burns nos lleva por varios distritos de Chicago, los cuales son defendidos con ferocidad por sus regentes, sea el carismático pero impulsivo Dean O’ Bannion, o los hermanos sicilianos Genna, o los irlandeses del sur y del oeste. Pero Noble Burns no se detiene ahí. Nos habla de las relaciones entre estos, de sus rivalidades, de sus mujeres, de su trepidante forma de vida y sus muertes tan violentas como sus personalidades mismas, además, relata las intrincadas relaciones del mundo del hampa con la policía, con los fiscales, con la política y con el periodismo.

Al Capone parece estar relegado a un segundo papel, pero siempre está presente de alguna u otra manera, ya sea porque alguno de los hombres necesita de su protección, porque alguien pretende traicionarlo o él mismo necesita deshacerse de cierto delincuente por cuestiones de negocios.

El libro abunda en detalles enriquecedores, pero también está lleno de nombres y personajes que pueden llegar a confundir al lector, además, parece estar escrito para aquellos que conocen bien la ciudad de Chicago, pues el periodista hace mención de lugares y calles, en ocasiones sin dar alguna otra referencia. También es notable un problema de criterios en la traducción del libro. El apodo de Al Capone siempre está traducido, nos lo presentan como Caracortada en lugar de Scarface, cuando otros criminales de menor envergadura presentan sus apodos en inglés, tal es el caso de Two-gun Johnny Gaudino.

El mundo criminal de Chicago, a través de Walter Noble Burns, parece hablarnos directamente (la ciudad consumida por la violencia, la corrupción de las instituciones, la falta de honor de los criminales) y lo hace con más claridad que muchos de los libros que pretenden abordar la violencia del México actual.

Moisés Navarro

Moisés Navarro. Guadalajara, Jal. Escribe crónicas y ensayos. Le gusta el basquetbol y por las mañanas escucha a Bruce Springsteen.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search